Bonaire, el rival que se veía venir para La Selecta

la selección caribeña quedó en el grupo A de Liga B de Nations League, junto a El Salvador, tal como se auguraba. Curiosamente, también enfrentará a un rival que verá en la eliminatoria mundialista.

(Por Víctor Zelada)

La cuarta edición de la Liga de Naciones presenta una dura realidad para El Salvador. Ha vuelto a la Liga B, luego de sufrir el descenso y desprenderse de la Liga A que es la crema de la crema en la Concacaf. Ascender conlleva superar a tres rivales del Caribe, todos conocidos: Bonaire, San Vicente y las Granadinas y Montserrat.

Serán seis juegos en tres sedes durante la ventana de las fechas FIFA de septiembre, octubre y noviembre. El ganador del grupo asciende y el que termine de sotanero descenderá a la Liga C.

Para esta edición no está en juego la clasificación a la Copa Oro como en las tres ediciones anteriores.

El equipo de David Dóniga volverá a encontrarse con Bonaire, selección no afiliada a la FIFA, a la que enfrentó recientemente en amistoso y con el que empató 1-1.

San Vicente y las Granadinas es rival al que también enfrentará en la eliminatoria mundialista que inicia en junio.

En tanto, Montserrat es una selección con la que coincidió en la Nations League 2019-2020, superándola en los dos juegos de grupo: 2-0 y 1-0.

Entre las selecciones que evitó en este sorteo están Puerto Rico, Santa Lucía y Bermudas.

Por otra parte, la Liga A quedó en dos grupos. En el A están Costa Rica, Guatemala, Martinica, Guadalupe, Surinam y Guyana. Mientras en el B quedaron agrupadas Jamaica, Honduras, Trinidad y Tobago, Cuba, Nicaragua y Guyana Francesa.

Artículos relacionados

Compartir en Redes

Últimos Artículos